lunes, 6 de agosto de 2012

BUENAS VACACIONES. EL QUE PUEDA

Después de las tensiones diarias, de las preocupaciones cotidianas que te atosigan, de los problemas que te quitan el sueño, has conseguido obtener unos días de vacación para desconectar del mundo y cargar pilas. Pretendes evadirte, por un momento, por leve que sea. Vivir irrealmente, si es preciso, lejos de la prima de riesgo, del rescate, o del endeudamiento galopante de tu gobierno. Buscas un remanso de paz, de relax. Quitas el sonido al teléfono móvil. Estás en la gloria, o cerca de ella. Eso creías. 
Porque siempre habrá un cabrón que te despierte de la siesta o que te recuerde que ya te queda menos para el retorno.
Como el piloto cabrón del video que acompaño. Póngale usted el nombre que quiera. Yo tengo el mío particular.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario